Aquí estamos...

Para compartir, para poder expresarnos en medio del silencio...
Para poder iluminar la noche más oscura...
Para que la canción de libertad siga siendo entonada...
Para que bien apretados unos contra otros dejemos siempre un espacio para los demás...
Porque aquí todos cabemos, sé bienvenido...
Porque también hay fuego para ti, hay lumbre para todos...
Porque aquí incluso el frío se comparte, se calienta, se abraza y se vuelve ternura...
Porque aquí se puede simplemente ser tú mismo y a nadie importa nada sino en tratar que quepas...
Sé bienvenido... ahora.
Sé bienvenido siempre...

Se trata de que elijas

Cómo te habrás podido dar cuenta, se oyen demasiadas músicas. Para evitarlo, detén una de las dos: o el reproductor de música con algunas canciones que me gustan y que espero que te gusten. O detén la radio "Super Q" que también me gusta. ¿Qué raro no?

Sevilla Homenaje

La guagua

Cuba

sábado, 26 de abril de 2008


“De ser visibles se trata”, de estar al día, de no quedar reducidos a lo anónimo, a lo interno. Que todo el mundo nos vea. Es lo que parece escucharse detrás de cada movimiento, de cada lucha por derechos de todo tipo, de cada institución. Vivimos la espiritualidad del tráiler, como las pelis y corremos el riesgo de creer que quien ha visto el táiler ha visto toda la película. Nos conformamos con poco y nos basta un “corto”.

La fe cristiana por su propia naturaleza, encarnada, mundana, del día a día corre el riesgo de convertirse en “tráiler” nos basta un buen discurso, una buena obra hecha a tiempo y en el lugar adecuado para dejar claro que seguimos vivos, que no hemos muerto. Pero la realidad honda de nuestra vida se mueve precisamente allí donde no es posible llevar la mirada humana, la pascua se gesta dentro, se hace experiencia en el silencio, se descubre al borde del sepulcro donde no llegan las cámaras de nuestro mundo. La Pascua se hace vida allí donde parece que la muerte se ha llevado la última palabra. En la intimidad del cenáculo se hace presente el resucitado. En la experiencia de comunión que no es posible verbalizar, que no hay aparato humano que logre captar en su realidad más pura para luego reproducir al mundo. Lo cristiano lo pascual se hace en todos los Nazaret del mundo, donde las noticias no son noticias. Necesitamos corazones como el de María, capaz de captar la Palabra Viva que se nos cuela con el aire silencioso del mediodía por cualquier ventana de nuestra alma. No necesita la Pascua un día de “visibilidad”.

1 comentario:

Octavio dijo...

Bueno, ya es hora de ponerse t-shirts con citas bíblicas!!!