Aquí estamos...

Para compartir, para poder expresarnos en medio del silencio...
Para poder iluminar la noche más oscura...
Para que la canción de libertad siga siendo entonada...
Para que bien apretados unos contra otros dejemos siempre un espacio para los demás...
Porque aquí todos cabemos, sé bienvenido...
Porque también hay fuego para ti, hay lumbre para todos...
Porque aquí incluso el frío se comparte, se calienta, se abraza y se vuelve ternura...
Porque aquí se puede simplemente ser tú mismo y a nadie importa nada sino en tratar que quepas...
Sé bienvenido... ahora.
Sé bienvenido siempre...

Se trata de que elijas

Cómo te habrás podido dar cuenta, se oyen demasiadas músicas. Para evitarlo, detén una de las dos: o el reproductor de música con algunas canciones que me gustan y que espero que te gusten. O detén la radio "Super Q" que también me gusta. ¿Qué raro no?

Sevilla Homenaje

La guagua

Cuba

martes, 10 de junio de 2008

¿El mundo está cambiando?


ECUADOR: IGLESIA CATÓLICA APOYA DERECHOS DE LAS PAREJAS GAYS

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) le pidió a la Asamblea Constituyente de El Ecuador que incorpore en la Nueva Constitución los derechos de todas las parejas ya que, entienden, es "una realidad social" y de orden "patrimonial". Específicamente aprueba que se reconozcan los derechos a las «parejas estables, sin que importe su sexo u opción sexual».

Aun cuando eso no significa que avalen el matrimonio de una pareja homosexual, los Obispos de la Iglesia Católica manifestaron un inédito realismo nunca antes visto en Latinoamérica.

El pronunciamiento de la CEE, realizado por su Presidente Antonio Arregui, se produce en momentos en que la Asamblea analiza una petición de grupos homosexuales para incluir en la Constitución que se respeten sus derechos legales como, por ejemplo, la posibilidad de heredar los bienes de sus parejas. Avalándolos, Arregui consideró que debe haber «una regulación que permita que sus relaciones (de las parejas del mismo sexo) estén regidas por principios de equidad y justicia».

«Entendemos que la moral cristiana considera la práctica homosexual como incompatible con la vida de fe. Entendemos que eso, lamentablemente, a una persona le priva de su condición de cristiano consecuente… Pero el Estado, en el ámbito que le corresponde, tiene el derecho de normar los efectos económicos y patrimoniales que se derivan de tales uniones».

La distinción entre los derechos ciudadanos de acuerdo a sus propias convicciones y la doctrina religiosa que sostiene la Jerarquía Eclesiástica quedan así mutuamente resguardadas. «Es doctrina sólida y tradicional de la Iglesia –dijo el Arzobispo Católico Arregui- el distinguir entre la distinción del régimen jurídico que la sociedad impone y el régimen moral que guía las conciencias».

Arregui puntualizó que se trata de «adaptarse sin renunciar a los principios», mientras la Conferencia de Obispos, en sus observaciones a la Asamblea Constituyente, recalcó que «toda persona humana es respetable, sea cual sea su orientación sexual». Y agregó que, «este respeto a la persona no significa la aprobación de relaciones sexuales no conformes con la naturaleza humana». Aunque recientemente renovada, la CEE no se ha caracterizado precisamente por ser progresista. En todo caso, su comunicación finalizó puntualizando que «Cristo no vino a condenar sino a sanar».

Fuente y/o redacción:
www.vidanueva.com,
http://archivo.eluniverso.com/2008/04/25/aspx y otros
03-08

Bueno, definitivamente, algo es mejor que nada, hay obispos que saben, "adaptarse", aunque es raro bien vale un brindis por la Conferencia Episcopal de Ecuador. Independientemente de lo que cada uno de nosotros piense por separado al respecto, hay que decir que lo primero, es lo primero, y lo primero siempre será el ser humano, al menos mientras dure el sueño de Jesús.

No hay comentarios.: