Aquí estamos...

Para compartir, para poder expresarnos en medio del silencio...
Para poder iluminar la noche más oscura...
Para que la canción de libertad siga siendo entonada...
Para que bien apretados unos contra otros dejemos siempre un espacio para los demás...
Porque aquí todos cabemos, sé bienvenido...
Porque también hay fuego para ti, hay lumbre para todos...
Porque aquí incluso el frío se comparte, se calienta, se abraza y se vuelve ternura...
Porque aquí se puede simplemente ser tú mismo y a nadie importa nada sino en tratar que quepas...
Sé bienvenido... ahora.
Sé bienvenido siempre...

Se trata de que elijas

Cómo te habrás podido dar cuenta, se oyen demasiadas músicas. Para evitarlo, detén una de las dos: o el reproductor de música con algunas canciones que me gustan y que espero que te gusten. O detén la radio "Super Q" que también me gusta. ¿Qué raro no?

Sevilla Homenaje

La guagua

Cuba

viernes, 13 de junio de 2008

La Noche.


¡Cómo se quedaron tus pies en el agua…
si con el brillar de las estrellas la marea calmó el oleaje
y con la noche serena
el reflejo de luz ya no te alcanzaba
y tus ojos dejaron de doler!

¡Cómo te sostuvo el viento,
aún tus pies hundidos en la arena!
¡Cómo tuvo que llegar el frío
para saber que el mar era quien te calentaba!
… y pudiste mirar… y mirar al mar
y recordar el azul que venía del horizonte,
desde donde todo nace,
desde donde todo se une:
el sol, el cielo, las estrellas, el mar…
Ese mar que sólo podía mojar tus pies, pero tus pies…
y no quisiste salir,
aún con ese reflejo que te dolía
y que recogía la marea, devolviéndola al horizonte.

Ahora sabes del mar y ya no sientes el reflejo,
ahora anhelas el horizonte y ser uno con el azul,
con el sol, con el cielo…
Ahora sueñas con las noches,
y con las estrellas,
y con poder sentir el mar,
sentir su suavidad,
aquel que sólo cubrió tus pies, pero tus pies…

1 comentario:

optantes dijo...

Tal vez no se vale que yo haga comentarios, pero está bien, me gusta, me gusta a morir, a rabiar, a cojones.

Bien por ti.